Deformación Profesional: El Instagram de los horrores

Cuaderno de bitácora: Entrada 5 En mi trabajo te encuentras de todo, pero cuando los que meten la pata son tus propios amigos, la cosa cambia. Hablo de las fotos de Instagram y de como, sin quererlo, acaba entrando en acción la deformación profesional.
Índice de contenido

Deformación Profesional

Cuaderno de bitácora: Entrada 5.

Mi trabajo es uno de esos trabajos que acaba haciendo que dejes de disfrutar (por momentos, tampoco exageremos) de las cosas más mundanas de la vida. Y ¿Qué hay más mundano en este momento que las redes sociales? Poco.

Estaba yo scrolleando el otro día por el feed de noticias cuando, de pronto ¡Horror! me encuentro un engendro de esos que ya crees extinguido y te sorprende resurgiendo de las profundidades del abismo cual virus “erradicado” que vuelve siglos más tarde a darte por culo.

Y es que allí, mirándome con ojitos de “por favor, mátame ya” se encontraba una imagen mal recortada de una captura hecha a saber dónde, sin pie de foto ni, por supuesto, hashtags o identificación de ningún tipo.

No te puedo creer

Lo peor de todo es que dicha foto estaba publicada en el perfil de Instagram de una amiga, lo cuál duele todavía más si cabe, pues siempre tendemos a creer aquello de “rodéate de sabios y algo en ti se pegará” pero, ¡qué va! eso no es verdad nunca y por eso nos hallamos en esta compungida situación.

Defectillos

Otros “defectillos” que me hacen sangrar los ojos cuando me paseo por las redes son las imágenes “desenfocadas artísticamente”, los gritos en forma de mayúsculas sin sentido o los hashtags “al tuntún, que solo buscan expresar tu desesperación sin tener una estrategia clara.

Iniciativas

Quizás algún día hable de las “iniciativas” y cuente mi experiencia formando parte de ellas. Porque esa es otra de toma pan y moja y siéntate que te cuento.

¿Te gustaría que hablase de ellas? Dímelo en os comentarios.

El misterio de la vida no es un problema a resolver, sino una realidad a experimentar

Y nuevamente me despido, esta vez con un texto algo más corto, con una frase literaria En este caso he elegido una cita extraída de Dune, de Frank Herbert para tu deleite y disfrute.

Y recuerda: aquí estaré cuando la tempestad amaine. Hasta entonces: Que el viento sople a tu favor.

Créditos de las imágenes
  • Deformación profesional | Awenyr | CC BY 4.0

Compartir en:

Deja un comentario

¿Quieres enterarte de todo antes que nadie?

¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!

Únete a nuestra comunidad Liternauta y recibe en tu correo electrónico información sobre nuestras novedades, sorteos, ofertas, colaboraciones... y orientado a tus preferencias según seas lector, autor, blogger o bookstagrammer.
¡Apúntate y comparte nuestra pasión por la literatura!
Newsletter de ProtoLuna

SUSCRÍBETE A NUESTRA

Lista de correo

Recibe periódicamente en tu correo electrónico información sobre lo que está pasando en ProtoLuna en función de tu/s grupo/s de afiliación.

  • Un resumen de nuestras últimas entradas.
  • Todas las novedades que lleguen a la web.
  • Próximos sorteos que vamos a realizar.
  • Próximos eventos a los que asistiremos.
  • Próximas colaboraciones con autores, bloggers y bookstragrammers.
  • Y mucho, mucho más…

Responsable: Analía Bretal Martínez.

Finalidad: recoger y tratar los datos personales solicitados para poder enviarte nuestra newsletter a tu correo electrónico.

Legitimación: tu consentimiento como interesado.

Destinatarios: tus datos serán guardados en Mailrelay, proveedor de servicios de mailing de protoluna.com, dentro de la UE.

Derechos: tienes derecho, entre otros, al  acceso, rectificación, limitación y supresión de tus datos, asi como a presentar una reclamación ante una autoridad competente.

Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra Política de privacidad.